En defensa de nuestro padre el rio Tajo.

Este es el gran río que ha dado la vida a esta ciudad de Toledo. Pero desde la década del los años 60 del siglo pasado, su degradación ha llegado a cotas indescriptibles, llegando a ser este el más envenenado de España.

Esto se lo debemos a los injustos trasvases hacia Levante, los cuales se llevan nuestrra agua por naturaleza, de forma artificial, dejando secos los campos desde Aranjuez, pasando por Toledo, Talavera de la Reina y pueblos aledaños.

A esto se se junta, que toda la podedumbre de Madrid y su comunidad, vierten su detritus al río Jarama y este como afluente del Tajo, vierte en el mismo, llegando a esas ciudades contaminado totalmente , con un olor nauseabundo y con degradantes espumarajos.

Por tal motivo, dejo aquí estos trancos, para describir su historia, hasta llegar a su “Canto del Cisne”, al convertirse este caudaloso río cantado por Garcilaso, en una gran cloaca a cielo abierto.


A %d blogueros les gusta esto: